Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

El aceite de CBD es bueno para la salud

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol, o CBD, es el hijo menos conocido de la planta Cannabis sativa L.
Su hermano más famoso es el tetrahidrocannabinol, o THC, que se conoce como el ingrediente activo de la marihuana que coloca a quienes la consumen.
La planta es originaria de Asia Central y se cree que se utilizó por primera vez como medicina o en rituales alrededor del año 750 a.C., pero también hay otras ideas.

Sin embargo, el CBD y el THC son sólo 2 de los más de 150 cannabinoides presentes en la planta de cannabis y, aunque son similares, tienen características bastante diferentes.

En primer lugar, el THC es un fitocannabinoide que, como ya se ha mencionado, genera efectos psicotrópicos, el CBD, por su parte, representa uno de los constituyentes bioactivos de mayor utilidad terapéutica de la Cannabis Sativa, y no implica ningún efecto.

De igual manera, mientras que el THC puede hacer que uno se sienta más ansioso, el CBD es un ingrediente activo que, al regular ciertos mecanismos, ayuda a restablecer la homeostasis (la capacidad que tiene nuestro cuerpo de autorregularse), manteniendo todas las funciones del organismo en equilibrio.

Por último, el THC puede ser adictivo, mientras por el contrario, el CBD se considera un elemento útil para ayudar a las personas que intentan desintoxicarse.

Roger Adams fue el primero en separar el CBD del cannabis en 1940, pero no fue hasta más de dos décadas después, en 1963, cuando se comprendió completamente su estructura y, tras muchas investigaciones, se «decidió» que el THC era la parte «activa» del cannabis.

Desde ese momento, la mayoría de las investigaciones se han realizado sobre el THC y casi ninguna sobre el CBD. En aquel momento, se pensó que «actividad» significaba «psicoactividad», un efecto que, aunque sólo estaba demostrado en el THC, también se asociaba al CBD.
En retrospectiva, esto resultó ser un error porque, debido a esta creencia, se ignoraron durante muchos años muchas propiedades del CBD que podrían haberse utilizado ya entonces para ayudar a las personas.

Aunque, como hemos visto, se ha descubierto desde hace más de ochenta años, el CBD no se ha convertido en un área importante de investigación hasta los últimos años. En particular, sus efectos biológicos han sido objeto de muchos estudios interesantes que indican posibles usos terapéuticos; en varios modelos preclínicos, por ejemplo, el CBD ha demostrado ser capaz de reducir la inflamación.

Estos y otros efectos todavía deben ser probados en personas para poder ser utilizados en la práctica clínica, donde la falta de efectos psicoactivos y otros efectos secundarios del CBD le darían una ventaja significativa sobre otros cannabinoides.
Otra área que necesita más investigación es la búsqueda de versiones sintéticas del CBD, que son más potentes pero tienen un buen beneficio terapéutico.

Problemas de la piel que causan inflamación

Estudios recientes demuestran que ciertos cannabinoides, además de reducir la inflamación, bloquean el picor, retrasan el envejecimiento y tienen un importante impacto en la lucha contra el cáncer. Para muchos expertos, estos efectos se producen cuando el CBD se relaciona con el sistema endocannabinoide de la piel.

Algunas condiciones de la piel que pueden mejorar cuando se trata con CBD son:

  • Dermatitis atópica (ácne)
  • Cáncer de piel por psoriasis
  • Dolor en la piel provocado por picores

Los estudios celulares han demostrado que el CBD también evita que las glándulas sebáceas se inflamen y causen acné. Por supuesto, antes de que los médicos puedan recomendar su uso, los investigadores deben probarlos en personas.

Aliviar el dolor y la inflamación

Los estudios que se están llevando a cabo en Estados Unidos muestran que el CBD también funciona para tratar el dolor crónico no causado por el cáncer.
En un estudio de 2020, un grupo de personas con neuropatía periférica sintomática (es decir, causada por nervios dañados en el cerebro o la médula espinal) recibió CBD por vía tópica, mientras que otro grupo con la misma afección recibió un placebo.

En comparación con los que usaron el placebo, los que utilizaron el CBD tuvieron una disminución significativa del dolor agudo e intenso y de las sensaciones de frío y picor. Ninguno de los participantes dijo haber experimentado efectos secundarios significativos.

Cuando el aceite de CBD se aplica sobre la piel, no tiene el mismo efecto en todo el cuerpo que cuando se introduce directamente en el flujo sanguíneo; sin embargo, aplicado sobre la piel, trata el dolor en una zona específica y, por tanto, puede tener un efecto más inmediato ya que el contacto es más directo.

Los investigadores también han examinado cómo el CBD puede ayudar a las personas a combatir el dolor.
Un estudio aleatorizado y controlado con placebo realizado en 2020 observó el efecto que el aceite de CBD tenía en personas con neuropatía periférica no cancerosa en las piernas que lo usaban en la piel.

En este estudio, algunos de los sujetos recibieron 250 mg de CBD disueltos en 90 ml de aceite, mientras que otros recibieron el fármaco placebo.
Tras 4 semanas de tratamiento, los que se habían aplicado el aceite de CBD manifestaron un dolor menos intenso y una menor sensación de frío y picor.
Además, según los datos, ninguno de los participantes informó de efectos secundarios.
Aunque los resultados de este estudio son prometedores y constituyen un buen augurio, la investigación sólo se realizó en una pequeña muestra de sólo 29 personas, por lo que es necesario realizar más investigaciones para confirmar los resultados.

Ayudar a las personas afectadas por el TEPT

Otra investigación prometedora en relación con los posibles beneficios del CBD proviene de un pequeño estudio de 2018 publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine: 11 personas que sufrían Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) tomaron CBD junto con su atención psiquiátrica habitual durante un periodo de ocho semanas.
10 de los 11 vieron mejorar sus síntomas de TEPT, y los investigadores que siguieron la prueba dicen que el CBD fue bien tolerado por la mayoría de ellos.

Margaret Rajnic, que tiene un doctorado en enfermería y mucha experiencia con el cannabis medicinal y el CBD, dice que esa terapia debería utilizarse «con cualquier tipo de cannabis o CBD para tratar el TEPT«.
Y de nuevo que: «se necesita cierta terapia para el TEPT, pero el CBD ayuda a sentirse un poco menos estresado«.

En cuanto al tratamiento del TEPT, hay otros cuatro estudios interesantes realizados entre 2012 y 2016 que sugieren que el CBD puede ayudar a reducir los síntomas.
Sin embargo, en algunos de ellos, además del CBD, también se utilizó el THC, que, como se ha mencionado, es el cannabinoide que provoca los efectos psicotrópicos.
Cuando el THC y el CBD actúan juntos, generan lo que se denomina «efecto entourage», una acción sinérgica que amplifica sus beneficios individuales, dando lugar a un efecto total que supera la mera suma de los efectos individuales.
Por ejemplo, tomar la misma cantidad de THC y CBD juntos hace que el «subidón» del THC sea menos intenso, mientras que tomar una pequeña cantidad de THC con mucho CBD hace que los efectos del CBD sean más fuertes.

Ayuda a frenar los primeros signos de artritis

La artritis es una enfermedad por la cual los tejidos dentro y alrededor de las articulaciones se rompen, y aunque hay diferentes tipos, ciertos síntomas son comunes a todos ellos como el dolor, la rigidez y la dificultad para moverse.

La mayoría de los tratamientos para la artritis se centran en aliviar el dolor y mejorar la función de las articulaciones.
Un estudio realizado en 2006 con 58 personas con artritis reumatoide descubrió que el Sativex, un medicamento a base de hierbas y CBD, ayudaba a quienes lo tomaban a dormir mejor y a moverse con menos dificultad, reduciendo su dolor y evitando que la enfermedad empeorara.
El Sativex -aprobado en el Reino Unido desde 2010- también ha tenido una eficacia significativa para que los afectados experimenten menos dolor en situaciones de descanso.

Más recientemente, en 2018, en un estudio basado en un tratamiento más localizado realizado en personas con dolor de rodilla debido a la artrosis, se administró una dosis de 250 o 500 mg de un gel de CBD sintético al día.
Además del paracetamol, los pacientes dejaron de tomar otros analgésicos o antiinflamatorios antes y durante el estudio.

Aceite de CBD para el bienestar general

El aceite de CBD y otros productos con CBD se utilizan con muchos fines, como reducir el estrés, aliviar el dolor, calmar la ansiedad y mejorar la salud en general.

Aunque los estudios demuestran que el CBD tiene pocos efectos secundarios, es necesario seguir investigando para determinar su eficacia en las distintas afecciones médicas.

En la actualidad, aunque los resultados son muy prometedores y los estudios demuestran que el CBD tiene muy pocos efectos secundarios, es necesario seguir investigando para determinar su eficacia en diferentes afecciones médicas.

Si quieres probar el CBD para tratar un problema de salud o para mejorar tu salud en general, habla primero con un médico. Él puede ayudarte a decidir si es una buena idea añadir un producto de CBD a tu rutina y ayudarte a elegir el mejor. Sobre todo si tiene que interactuar con otros medicamentos.

Puede comprobar que su salud general mejora, que el riesgo de enfermar disminuye, que su estado de ánimo mejora, que la ansiedad y la depresión desaparecen y que tiene más energía.

Comparte tu aprecio
CBD Alchemy España

Barcelona Aribau
Carrer d’Aribau, 43
08011 Barcelona

Barcelona Bonanova
Carrer d’Artesa de Segre, 4
08022 Barcelona

Barcelona Gracia
Carrer de Puigmartí, 18
08012 Barcelona

El Masnou
Carrer de Sant Felip, 32 
08320 El Masnou

CBD Alchemy Italia - HQ

Arceto
Via Paolo Borsellino 1/C
42019 Arceto RE

CBD Alchemy Alemania

Berlin
Kopernikusstraße 35
10243 Berlin

¡Obtén nuestras últimas ofertas!
10% de descuento en su primer pedido

Abrir chat
1
💬 ¿Podemos ayudarte?
Hola ¿En qué podemos ayudarte?

Select your shipping country for the best shipping prices: